Consejos para ayudar a los padres a responder las preguntas con respecto al sexo que pueden hacerle sus hijos.

El resultado más importante que las investigaciones han revelado y que todo padre debe saber es que: HABLAR DE SEXO NO CONDUCE A QUE LOS JOVENES LO PRACTIQUEN sino todo lo contrario. Mientras más dialoguemos con nuestros hijos sobre el sexo menos promiscuo y arriesgado será su comportamiento. De ahí que la respuesta es hablar, hablar, hablar de sexo con nuestros hijos, PERO siempre de una forma apropiada a su edad. Para amainar el miedo y la incomodidad que puede provocar el tema del sexo hay que acordarse de que el desarrollo sexual comienza desde que nuestros hijos nacen. Por lo tanto, debemos acercarnos al tema con la misma naturalidad con que les enseñamos a caminar, a comer, a ir a la escuela y a bañarse. Estos son algunos puntos para orientarnos sobre el desarrollo sexual saludable.

 

De kinder a cuarto grado

-Muestran sus partes privadas (genitales).

-Interés en las acciones de orinar y defecar.

-Piensan que los genitales de otros son asquerosos.

-Hablan de sexo con los amigos.

-Les gusta escuchar y usar palabras groseras.

-Comparan sus genitales con amigos de su edad.

-Erecciones.

-Menstruación alrededor de los nueve años. (Es mejor hablarles de la menstruación antes de que
ocurra.)

 

De la escuela intermedia a la adolescencia.

-El cuerpo se desarrolla más rápido que las habilidades emocionales e intelectuales causando confusión.

-Desarrollo de los senos y el vello púbico en las hembras de 7 a 14 años y en los varones de 9 a 17
años.

-Los varones comienzan a masturbarse entre los 13 y 15 años.

-La masturbación en las hembras ocurre gradualmente.

-Las hembras experimentan las relaciones sexuales a una edad promedio de 17.4 años y los varones a los 16.9 años.

-1/3 de las hembras se embarazan por lo menos una vez antes de los 20 años.

-Cerca del 73% de los jóvenes piensan que el sexo entre adultos no casados es aceptable siempre y cuando ambas personas estén de acuerdo.

-Del 2 al 10% de la de la población se da cuenta de su homosexualidad en la juventud. Dado a que la actitud social sobre la comunidad LGTBQ es negativa, la mayoría de los jóvenes gays, lesbianas y bisexuales sufren mucho emocionalmente.

-Los comportamientos que mejor predicen la actividad sexual son; el uso de alcohol y drogas, la presencia de un novio o una novia y la poca vigilancia de los padres.

 

Está lista puede ser útil para contestar a la pregunta de ¿qué decirles? y ¿cómo decírselo?

 

De los 8 a los 11 años.

1. Procure que sus hijos se sientan más seguros de sí mismos y estén informados en cuanto al sexo se refiere. Las investigaciones concluyen que cuando los jóvenes tienen más confianza en sí mismos y están informados toman decisiones más inteligentes y controlan mejor su comportamiento sexual. Entre los 8 y11 años los niños deben entender la parte biológica del sexo. Sí, los padres deben hablarles sobre la vagina, el pene, las relaciones sexuales y sobre los futuros cambios por los que pasarán sus cuerpos con referencia la pubertad.

2. Hable abiertamente sobre los valores y lo que ustedes esperan de sus hijos con respecto al sexo.

3. Continúe ayudándoles a sentirse seguros de sí mismos. A esta edad aumentan los conflictos y a
veces es difícil recordar que debemos continuar recalcando otros aspectos como la bondad y la
apariencia.

4. El móvil es una parte importante del diálogo con referencia al sexo y a la seguridad de los hijos. Se recomienda que los niños entre 8 y 11 años no tengan móviles con acceso a la red. Esto no debe ocurrir hasta los 13 años o hasta que su hijo sea lo suficientemente maduro para utilizarlo.

 

Para los jóvenes de 12 a 18 años.

Los padres deben continuar practicando las recomendaciones de la etapa anterior (entre los 8 y 11 años) e incorporar las recomendaciones siguientes.

1. Pregunte y esté dispuesto a dialogar con sus hijos sobre los valores y las expectativas que ellos tienen con respecto a su vida sexual y a cómo se manifiesta ésta en su grupo social. Éste es el momento de escuchar y no de aleccionar.

2. Use los medios sociales y culturales como una oportunidad para entablar conversaciones sobre el sexo. Los medios sociales y culturales influyen tanto a los adolescentes que para ellos es difícil distinguir entre lo que creen que deben hacer y lo que se sienten cómodos haciendo.

3. Sea honesto cuando hable con su hijo sobre las fiestas y las reuniones sociales. 

4. Los amigos son quienes más influyen a los adolescentes en cuanto a valores, actitud y
comportamiento.

5. Háblele a su hijo sobre el uso del móvil y el peligro que esto puede tener. Háblele de la tentación de subir o compartir fotografías en las que estén desnudos. Ésta es la nueva forma de coquetear con el chico o la chica que les gusta. Esto se debe discutir sin decir " no lo hagas". Usted y su hijo deben dialogar sobre las presiones y tentaciones de subir a la red este tipo de fotos. Deben preguntarse, ¿por qué querrían ellos hacer algo así? y deben reflexionar juntos sobre la falta de respeto que esto supone para una persona que su hijo aprecia.

 6. El acoso sexual ocurre mayormente a los menores de 18 años. Háblele a su hijo de cómo mantenerse fuera de peligro, del concepto de consentimiento y de intervenir cuando vean que un amigo no está actuando apropiadamente con otra persona. Es importante tener esta conversación con los varones.

7. Explíquele sobre lo que significa el consentimiento y el juego de rol.  Visite el siguiente sitio para obtener más ideas:

http://www.datesafeproject.org/

Éste es un tema difícil pero importantísimo. Por favor, háblele a sus hijos sobre el desarrollo sexual, sobre el sexo y sobre cómo mantener una buena relación con otra persona. Ellos están escuchando y haciéndose preguntas. Es mejor que sea usted el proveedor de esta información.